Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías (AIEM).

El arbitrio sobre importaciones y entregas de mercancías comúnmente conocido como AIEM, es un impuesto de grado arancelario encuadrada dentro del REF, aunque es un impuesto de carácter estatal solo se aplica a la CC.AA de Canarias. Mediante esta protección se pretende impulsar la venta de productos elaborados en el territorio insular con el fin de fomentar la actividad económica.

La forma en la que el AIEM  logra este objetivo en la Ley 4/2014 del gobierno de Canarias es de dos formas. Por un lado aplicando una exención fiscal a aquellos productos fabricados localmente que serían más baratos traer del exterior, impidiendo así aplicar tipos impositivos superiores al 5%, 10%, 15% o 25% dependiendo del grado de exención practicado al producto. Por otro lado sometiendo a un impuesto a aquellos productos traídos del exterior que también se fabrican en canarias y los cuales queremos proteger. Estas dos medidas al reducir los precios de los productos canarios, permiten que los mismos sean capaces de competir contra otras mercancías que debido a su reducido precio desplazarían a las nuestras en el mercado si no se contara con esta protección.

Por otra parte aunque es verdad que el impuesto se aplica a cierto número de producto existen exenciones para el mismo, para aquellos productos que se consideren como prioritarios para la sociedad canaria y a los cuales no está en condiciones de rechazar puesto que cuenta con pocas unidades o carece de los mismos, como puede ser la importación de combustibles fósiles.

En último lugar, destacar que para modificar los aspectos referentes a este impuesto es necesario el acuerdo de los cabildos insulares y la Federación Canaria de Municipios, los cuales pueden modificar los productos que se incluyen en el así como el tipo de gravamen al que se someten.

Bajo mi punto de vista, decir que me encuentro de acuerdo con medidas como estas para promover el bienestar económico de los agentes canarios y con ello el bienestar de nuestra sociedad insular. Aunque por otro lado no puedo evitar hacerme la pregunta de si estaremos enfocando mal el problema. Al estar protegiendo nuestros productos del exterior estamos frenando el funcionamiento normal del mercado y aunque es verdad que ahora mismo se nos hace indispensable para el desarrollo y supervivencia económica, esta situación puede haber favorecido a que los empresarios hayan decidido no mirar hacia el progreso y quedarse escudados tras la protección que esta medida les brinda. Por ello no puedo evitar pensar si la solución en vez de radicar en escudarnos tras esta medida, está en usarla durante un tiempo para mejorar los métodos de producción. Una vez hecho esto nos lanzaríamos de nuevo al mercado con sectores más competitivos generando así no solo un progreso para la comunidad canaria sino para el resto de comunidades. Esto aumentaría la competitividad de las islas y reduciría la dependencia que tiene la economía canaria de las subvenciones.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2020 Aitor Alberto Báez

Deja un comentario

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove