CAMPO DE BATALLA 2 CAMPO DE BATALLA

Campo de batalla – Discurso motivacional nº25

Estás en guerra, llevabas tiempo tratando de evitarlo. Pero finalmente has sido arrastrado hasta el campo de batalla. Te preguntas una y otra vez, ¿Por qué demonios has acabado aquí? Tu solo querías estar tranquilo, que todo siguiera como hasta ahora. Aunque finalmente, sin saber bien cómo, has acabado metido de lleno en este abismo.

Al alzar la mirada, vez explosiones en todas partes. Una bomba explota lo suficientemente cerca para moverte del sitio en el que te encuentras, las balas silban a tu alrededor y el miedo está en el aire. No existe en este mundo o en el infierno, paisaje más sombrío que este. Todo cuanto temes, te rodea.

¿Cómo vivir en paz y con integridad en un mundo en llamas? Ya no queda nada, ni nadie que te juzgue por tus actos. Los hombres y mujeres valientes ya han perecido. ¿Qué sentido tiene ahora la integridad? Acaso, ¿No está todo condenado a su completa destrucción? El hecho de afrontar los sucesos por el camino de la rectitud, ya no tendrá la más mínima de la relevancia. La huida es la más segura de las opciones.

CAMPO DE BATALLA 1 CAMPO DE BATALLA

Si este fuese el caso y al mundo ya no le quedara más esperanza, todo se irá desintegrando. Ya no quedarán personas buenas que hagan frente a la oscuridad de este mundo. Por lo que si te aborda este dilema de huir o luchar, recuerda siempre al niño que fuiste. ¿Acaso el estaría orgulloso de tus actos? Si es así sigue adelante porque vas por el camino recto, sino piénsate bien las decisiones que estás tomando.

Porque ese niño que fuiste, era puro. Así que él en todo momento, sabrá guiarte por el camino correcto. Únicamente tienes que traerlo hasta ti desde la profundidad de tus recuerdos. Él te recordará que huir de las batallas que obligatoriamente debas librar, no es una buena decisión. Solo lo será, si es para reorganizar tus fuerzas y atacar con más ahínco.

El velo ha caído y es el momento de luchar. Por lo que coge tu arma y enfrenta al enemigo. Porque el no va a tener piedad. Si huyes, te buscará hasta acabar contigo. No hacerle frente y unirte a su causa, te convertirá en vasallo. Puede que peor que eso, te convertirá en un mercenario sin el más mínimo de valor. En una persona sin alma.

Los temblores que recorren tu cuerpo son normales. Al igual que tus ganas de huir y vivir en paz y tranquilo. Pero en el fondo sabes que, si en esta batalla están en juego tus sueños, creencias y/o valores, no puedes desistir de ella. Porque hacerlo, significaría renunciar a ti mismo.

Ahora el camino ya está claro, ese niño que vive dentro de ti te suplica desesperadamente que no te rindas. Tu mirada, ya se posa decididamente sobre el enemigo. Donde antes había miedo, ahora el coraje toma relevo. Las piernas te comienzan a realizar pisadas una detrás de otras, cada vez más rápido. Pronto, te tornas corriendo hacia tu enemigo para el desenlace definitivo.

CAMPO DE BATALLA

Cuan imagen más bella, le acabas de regalar al mundo. Todo se ha derruido, el mundo está en llamas y la valentía había sido desterrada. Sin embargo, en medio del fuego y las llamas, te elevas desafiante sobre los enemigos. La luz que había parecido desaparecer, vuelve a renacer. No solo rebrota tu coraje y virtud. Sino que te conviertes en una fuente de inspiración, para los que han perdido la esperanza. Porque ahora con tu ejemplo, ya no existe certeza de una derrota segura.

Nunca te rindas. Porque hay veces que todo parece estar perdido. Pero si te comportas de forma virtuosa, hasta la más seguras de las derrotas deja de ser una realidad. Quizás no consigas en ese momento que triunfe tu causa. Pero si, llenarás los corazones de los que te rodean de esperanza. Esta será suficiente para que la llama de la victoria vuelva a estar al alcance de la mano. Por lo que esa causa a la que hayas entregado toda tu virtud, tendrá una nueva oportunidad de hacerse realidad.

¿Quieres ver más artículos como campo de batalla?

Si este artículo te ha gustado, recuerda que puedes ver artículos similares en la categoría de superación personal. Además, puedes suscribirte para estar al tanto de las últimas actualizaciones. Por lo que podrás enterarte antes que nadie de las los últimos discursos motivacionales que publico. Por último, recordarte que podrás influir en el rumbo que toma el blog uniéndote a mi Patreon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.