CONTABILIDAD PERSONAL

¿Cómo llevar a cabo tu contabilidad personal? – Finanzas personales

A la hora de empezar a controlar tus ingresos y gastos, es necesario saber de dónde viene y a dónde va tu dinero. Esto, te permitirá saber dónde gastas tus ingresos y que gastos son superfluos. De esta forma, sabrás cómo optimizar sus finanzas. Por lo que llevar tu propia contabilidad personal es imprescindible, si estás decidido a cumplir tus objetivos financieros. Seguramente, pienses que hacerlo es complicado y que no vale la pena. Pero no te preocupes, en este artículo te demostraré que es muy fácil y cómo lo puedes hacer.

La contabilidad personal, trata de proporcionar información únicamente sobre nuestros flujos monetarios de entrada y salida. Por ello, debe seguir un método sencillo cuyo objetivo sea aportar la máxima información, con el mínimo esfuerzo posible. Existen múltiples formas de contabilizar tus gastos e ingresos. Pero a continuación, te muestro la forma que yo considero más fácil para realizar tu contabilidad personal. Si no entiendes lo que veas en la imagen siguiente, no te preocupes. Sigue leyendo y entenderás todo.

1 1 CONTABILIDAD PERSONAL

No te asustes, enseguida te explicaré que significa cada cosa, cómo utilizar la plantilla y su efectividad. Para ello, he distribuido el artículo de la siguiente manera:

  • Elementos de las plantillas de contabilidad personal.
  • Instrucciones de uso.
  • ¿Es efectiva la contabilidad personal?

Antes de continuar, déjame recordarte que podrás adquirir de forma totalmente gratuita plantillas como esta en el siguiente enlace. Pero si prefieres ir un paso más allá y tenerlo todo de una forma mucho más organizada, no pierdas la oportunidad de adquirir tu propio Plan Contable de Finanzas Personales. Además, próximamente podrás adquirir versiones premium en las que encontrarás ilustraciones que le darán un toque artístico a tu forma de llevar las finanzas. Ahora sí, voy a explicarte que significada cada cosa.

Elementos de las plantillas de contabilidad personal

En este apartado, vamos a ver que significa cada uno de los elementos que componen la plantilla de contabilidad:

  • Orden: indica el orden en el que anotamos los gastos e ingresos que surgen de nuestras decisiones. Al margen de la sensación de organización, la utilidad de esto, es que nos permite reflejar fácilmente nuestros ingresos o gastos en nuestro banco o efectivo. Si no entiendes esto ahora no te preocupes. Cuando leas y entiendas todos los elementos de la contabilidad, lo entenderás.
  • Concepto: en este apartado pondremos el motivo por el cuál tenemos un ingreso o un gasto en un determinado momento. Por ejemplo, si has ido a comprar al supermercado, puedes poner compra. Si te han pagado la el sueldo en tu trabajo, puedes poner nómina, salario, …
  • Fecha: aquí irá la fecha exacta en la que realizamos el gasto o recibimos el ingreso.
  • Ingresos: este apartado solo se rellenará cuando estemos ante un ingreso, pondremos la cuantía que hemos recibido.
  • Gastos: por el contrario, este solo lo rellenaremos ante un pago y por la cuantía del mismo.
  • Balance: en este bloque, deberemos poner la diferencia entre cobros y gastos acumulada hasta ese momento. Ya que iremos sumando o restando al resultado del balance, los ingresos o pagos que vayamos recibiendo durante el mes. Además, debemos tener en cuenta que al principio de cada mes partimos de un balance igual a cero. El mismo irá variando hasta el final del mes en base a los ingresos y gastos que tengamos. Este apartado es muy útil. Porque nos permite saber si hemos ahorrado o gastado más de lo que ingresamos en el mes.
  • Bancos: Cuando realices un ingreso o un pago con una de tus cuentas bancarias, el movimiento contabilizado debe quedar reflejado en la misma. Para ello, tras la cantidad que tengamos antes del movimiento añadimos una / e introducimos la nueva cantidad que hay tras el ingreso o gasto. Además, entre paréntesis introducimos el orden correspondiente del movimiento. De esta forma, localizaremos fácilmente a que se ha debido dicha variación.
  • Efectivo: Cuando realices un ingreso o un pago que afecte tu efectivo, el movimiento también quedará reflejado como en el caso anterior. Recuerda, tras la cantidad que tengamos antes del movimiento añadimos una / e introducimos la nueva cantidad que hay tras el ingreso o gasto. Además, entre paréntesis deberás introducir el orden correspondiente del movimiento. De esta forma, localizarás fácilmente a que se ha debido dicha variación.
  • Otros: Este es completamente igual a los casos de efectivo y bancos. Sin embargo, este apartado esta reservado para el dinero que no se puedan clasificar en los dos anteriores. Por ejemplo, en cuentas en Paypal, Amazon o cualquier otra.
  • Total: aquí irá el dinero total que tenemos, ya sea en el banco, efectivo u otros. Es decir, el conjunto de todos nuestros ahorros. En el primer recuadro del mismo, irá la totalidad a principio del mes. A partir de aquí, le sumaremos o restaremos al total, según corresponda con los ingresos o gastos.
  • Notas: este es un apartado libre para que pongas la información que tú consideres necesaria en dicho mes. Ya que he querido dejar un espacio libre para cuando necesites apuntar algún recordatorio o algún apunte que consideres necesario.

Instrucciones de uso

¿Entiende los conceptos, pero no sabes cómo aplicarlos? Tranquilo, a continuación, te dejo unas breves reglas con las que entender paso a paso cómo realizar la contabilidad personal:

Al principio de cada mes (día 1), debes anotar en los apartados efectivo, tus Bancos y otros, la cantidad que tienes en cada uno. Una vez lo tengas todo apuntado, deberás sumar la cantidad presente en los bancos, efectivo y otros para escribir el resultado en el primer recuadro de total.

Cada vez que tengas un ingreso o gasto, deberás contabilizar el mismo en la plantilla de contabilidad del mes correspondiente, en el orden en el que se suceden las operaciones. Para cada operación, deberás introducir el concepto (factura de agua, nomina, comida con amigos, …), la fecha exacta en que se produce y el ingreso o gasto según corresponda en el apartado habilitado para ello. Además, con la información relativa al gasto o ingreso, deberás ir generando un balance del total de ingresos y gastos del mes. Ya que esto, te permitirá saber si estás ahorrando o des ahorrando.

Por otra parte, debes tener en cuenta que un balance consiste en ir sumando o restando cada ingreso o gasto que tengas. De tal forma, que a final de mes tengas una imagen clara de que ha sucedido con tus ingresos y gastos en este.

Tras contabilizar el ingreso o gasto en el balance, deberás restar o sumar la cantidad de la operación (gasto u ingreso), al dinero presente en total que tengas hasta ese preciso instante.

Cuando ya hayas contabilizado la operación, deberás reflejar la misma en tu efectivo, bancos u otros. Para ello, deberás añadir un (/) en la cantidad presente hasta ese momento, e indicar la nueva cantidad resultado de la operación. Donde entre paréntesis irá el número de operación (orden) ante el que nos encontramos.

Un último aspecto que debes tener en cuenta, es que estas hojas deben renovarse mes a mes. Ya que de esta forma, podremos ver cómo evolucionan mediante el balance nuestras finanzas mes a mes. Lo que nos dará una imagen clara, de cómo podemos mejorar nuestra situación financiera. Puesto que debes tener en cuenta que mediante pequeñas acciones de ahorro, puedes lograr un balance sano y fuerte. Lo que te permitirá a más largo plazo ahorrar y poder hacer frente a situaciones imprevistas. Así como, disponer de capital con el que realizar inversiones que mejoren aún más tu balance.

¿Es efectiva la contabilidad personal?

Os puedo decir por experiencia que este modo de llevar a cabo tu contabilidad, te permite junto a cierta responsabilidad y disciplina, ahorrar cada mes y conseguir tus objetivos financieros. Ya que la contabilidad personal, te permite ser consciente de qué estas haciendo mal y qué puedes mejorar.

Además, una de las ventajas comprobadas de este método, es que muchas veces decidiréis no gastar por el echo de tener que apuntarlo. Ya que al tener que hacerlo, os dolerá más gastar ese dinero si realmente crees que no es necesario. Puesto que al tener que apuntarlo y ser consciente por escrito del gasto, la culpabilidad de un mal gasto aumenta de forma considerable. Por lo que la contabilidad, acabará actuando como esa vocecita en tu interior, que te dice qué está mal y bien.

Personalmente, te recomiendo que imprimas las plantillas gratuitas que te deje al inicio del artículo, o compres el Plan de Contabilidad Personal para que realices tu contabilidad personal escrita a mano. Ya que no hay forma mejor y más visual de controlar algo, que poseyéndolo físicamente. En este artículo, he utilizado únicamente el formato digital por temas de legibilidad.

AHORRO CONTABILIDAD PERSONAL
Ir arriba