CARTEL ARTICULOS MICROECONOMIA ELASTICIDAD PRECIO DE LA DEMANDA

Elasticidad precio de la demanda

La elasticidad precio de la demanda indica la sensibilidad de la cantidad demandada de un bien o servicio, cuando cambia su propio precio. La expresión analítica que te permitirá calcular la misma es la siguiente. Donde podrás observar, las distintas formas equivalentes de realizar el cálculo de esta. Ya que al resultado se puede llegar por distintas vías.

ELASTICIDAD PRECIO DE LA DEMANDA

En cuanto a la interpretación de los resultados de esta, debemos tener en cuenta los posibles valores que puede tomar la elasticidad. Si quieres más información sobre estos, te aconsejo revisar el artículo la elasticidad en economía. En el mismo, podrás comprobar la interpretación de los distintos valores de la elasticidad. Ya que en este artículo, nos vamos a centrar en los determinantes de este tipo de elasticidad.

Determinantes de la elasticidad precio de la demanda.

Existen factores que determinan, el menor o mayor grado de elasticidad precio de la demanda de un bien o servicio. Es decir, aspectos que afectan a la variabilidad de la demanda del bien o servicio al variar el precio. Concretamente, tenemos los siguientes:

  • Tipo de necesidad que satisface un bien:
    • Todo bien o servicio puede cubrir dos tipos de necesidades:
      • Necesidades básicas; son aquellas que son esenciales cubrir para vivir. Por ejemplo, comer cada día.
      • Necesidades secundarias; son aquellos que cubren necesidades no esenciales para vivir. Por ejemplo, un coche para ir y volver del trabajo.
    • Como es lógico, poseen una elasticidad precio de la demanda mucho mayor las necesidades secundarias que las primarias. Ya que las secundarias, si aumenta el precio podemos dejar de satisfacerlas sin problema. Por otra parte, al necesitar las primarias para vivir se comportarán de forma inelástica. Por lo que cuanto más elemental sea una necesidad, más inelástica será, y viceversa.
  • Número de sustitutivos que tenga el bien o servicio; cuanto mayor sea la cantidad de sustitutivos que tenga un bien, más elástica será su demanda. Ya que podremos sustituir con más facilidad un bien por otro.
  • Porcentaje de renta gastada en el bien o servicio; cuanto mayor sea este porcentaje, más elástica será la curva de demanda de este. Por ejemplo, si gastamos una parte considerable de lo que ganamos en una suscripción al club de golf y sube el precio a pagar por la misma, nos costará más decidirnos por realizar dicho gasto. Ya que podríamos usar toda esa renta en cubrir otras necesidades que nos podrían aportar mayor utilidad. 
  • Generalidad o especificidad de la necesidad que cubren: Cuanto más específica sea la necesidad que cubre el producto, más elasticidad tendrá el mismo. Ya que el individuo se puede conformar con un bien o servicio más general para cubrir su necesidad. En este sentido distinguimos entre:
    • Bienes o servicios generales; cubren una necesidad específica. Por ejemplo, un bañador de playa.
    • Bienes o servicios específicos; cubren una necesidad específica y otras secundarias. Por ejemplo, un bañador de playa que tiene como características deseables que sea azul y pegado al cuerpo.
  • Periodo de tiempo analizado; la reacción de un consumidor no tiene por qué ser la misma en el corto que en largo plazo. Ya que en el corto plazo se puede ver limitado por las circunstancias del momento. Mientras, en el largo plazo podrá cambiar por otro bien sustitutivo. Por ejemplo, puede que contratemos un seguro y nos hayan subido la póliza. Ante este aumento, podríamos obtener mejores condiciones en otra compañía. Pero no lo hacemos porque nos encontramos de vacaciones (corto plazo). Sin embargo, al volver de las mismas buscamos una oferta mejor y nos cambiamos (largo plazo).
Ir arriba