CARTEL ARTICULOS MICROECONOMIA ELASTICIDAD PRECIO DE LA OFERTA

Elasticidad precio de la oferta – Microeconomía

La elasticidad precio de la oferta indica la sensibilidad de la cantidad ofertada de un bien o servicio, cuando cambia su propio precio. La expresión analítica que te permitirá calcular la misma es la siguiente. Donde podrás observar, las distintas formas equivalentes de realizar el cálculo de esta. Ya que al resultado, se puede llegar por distintas vías.

ELASTICIDAD PRECIO DE LA OFERTA

En cuanto a la interpretación de los resultados de esta, debemos tener en cuenta los posibles valores que puede tomar la elasticidad. Si quieres más información sobre estos, te aconsejo revisar el artículo la elasticidad en economía. En el mismo, podrás comprobar la interpretación de los distintos valores de la elasticidad. Ya que en este artículo, nos vamos a centrar en los determinantes de este tipo de elasticidad.

Determinantes de la elasticidad precio de la oferta.

Entre los factores que determinan el menor o mayor grado de elasticidad precio de la oferta de un bien, tenemos los siguientes:

  • Características del proceso productivo:
    • Utilización de factores muy específicos. En estos casos, la cantidad ofertada del bien o servicio suele ser más inelástica. Ya que estamos hablando de factores difíciles de encontrar. Por ejemplo, necesitamos para la elaboración de un bien, un empleado graduado en química e ingeniería a la vez.
    • Número de sustitutivos de producción. Cuanto mayor sea el número de sustitutos equivalentes para producir de productos, mayor será la elasticidad. Por ejemplo, se podría pasar de producir mantequilla a margarina fácilmente.
  • Periodo de tiempo analizado, la reacción de un productor no tiene por qué ser la misma en el corto que en largo plazo. Ya que en el corto plazo se puede ver limitado por las circunstancias del momento. Mientras, en el largo plazo podrá cambiar su producción por otro bien sustitutivo. Por ejemplo, puede que ante una subida de precios, el productor siga produciendo lo mismo hasta gastar el volumen de inputs almacenados para producir (corto plazo). Sin embargo, al gastarse las reservas, podemos pasar a producir otro bien del que obtenemos mayor rentabilidad (largo plazo).
Ir arriba