JUSTICIA

Justicia económica – Una breve reflexión

¿Qué es la justicia? Según establece la Rae: Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. Pero, ¿Qué le corresponde o pertenece a una persona? Precisamente ese, es nuestro dilema como sociedad. En la economía, sucedes más de lo mismo. Por ello, surge el concepto de justicia económica.

Bajo la óptica económica, la cual determina la vida de todos nosotros, existen dos puntos de vista totalmente opuestos. Los liberales por un lado defenderán que la justicia es la libertad sobre la propiedad. Así como la capacidad para el enriquecimiento individual. Según su teoría económica,  el egoísmo individual de los agentes económicos maximizará el bienestar común. Todo esto gracias a una especie de mano invisible. Por lo que para ellos, su concepción no es solo la más justa. Sino también la más eficiente. Aunque el egoísmo individual como tantas veces se ha visto, puede ir contra los intereses generales.

Por otro lado, Los socialistas defenderán que la justicia económica radica en el bienestar común. Donde el mismo, está por encima de cualquier disposición individual. Aunque esto margine los deseos de realización personal de la mayoría de personas. Pero al no ser propietario de tu propio destino, esto provocaría la alienación individual. Es una ironía que sea contra lo que precisamente luchaba Marx, el máximo representante del colectivismo.

Ante dos situaciones opuestas y contradictorias entre si, tenemos dos visiones del ideal de justicia económica. La justicia pretende dar a cada uno lo que corresponde o pertenece. Pero entendiendo que estas dos posturas son irreconciliables, no deberíamos empezar a pensar en redefinir nuestro concepto de justicia económica. No deberíamos entender esta, como el perfecto equilibrio entre lo que dos partes opuestas en objetivos quieren para sí. Ello, siempre y cuando estén garantizados los derechos humanos.

Una propuesta para alcanzar la justicia económica

En cuanto a los derechos humanos, habría que reformar el artículo número tres. De otra forma, estas dos visiones no podrían encontrar el concilio común. El cambio que yo propondría para este es el siguiente. Si este artículo actualmente está definido como: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. En esta nueva visión de justicia económica tendríamos: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad, a la igualdad de oportunidades y a la seguridad de su persona.

JUSTICIA ECONOMICA

Si aplicamos esta nueva definición de justicia y justicia económica como principio rector en todos los campos: política, justicia, administración económica y educación, Conseguiremos grandes avances sociales. En los que el progreso individual y el colectivo se sustentan el uno al otro. Esto, convertiría ambos tipos de progresos en resortes complementarios. En vez de objetivos contradictorios, como parece en la actualidad.

Ir arriba