PÉRDIDA DE SOBERANÍA MONETARIA

La pérdida de soberanía monetaria en España

¿Qué es la pérdida de soberanía monetaria y por qué en España se lamentan de la misma? En el artículo de hoy, vamos a responder a estas preguntas. Pero antes, debemos centrarnos en algunos aspectos de la Unión Europea.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que España ha cedido el control sobre su moneda a una entidad supranacional para el conjunto de países de la unión monetaria europea. Estamos hablando del Banco Central Europeo (BCE). El principal objetivo del banco central europeo es la estabilidad en los precios a medio plazo. Para observar si se esta consiguiendo este objetivo, se realiza un doble análisis. Por un lado, un análisis económico en el que se analizan un amplio conjunto de variables económicas y financieras que influyen sobre el nivel de precios. Por otro lado, un análisis monetario basado en la relación existente entre dinero y precios.

Los instrumentos de la política monetaria

Una vez se detecta cuál es la situación económica para el conjunto de la unión monetaria en base a estos dos análisis, el BCE pasa a la acción. Ello lo hace para cumplir su objetivo de estabilidad de precios. Donde puede usar una serie de instrumentos con el fin de controlar los precios:

  • Operaciones de mercado abierto: compra/venta de títulos públicos y privados cuyo objetivo es gestionar la situación de liquidez del mercado monetario y señalar la orientación de la política monetaria.
  • Facilidades permanentes: las cuales se utilizan para absorber o inyectar liquidez a un día, con el fin de evitar fluctuaciones en el mercado interbancario.
  • Coeficiente legal de caja: estas son la reserva obligatoria de depósitos que deben tener los bancos y que influirán sobre el tipo de interés.
  • Instrumentos de política monetaria no convencionales: estos son aplicados como consecuencia de los ya bajos tipos de interés y de la conocida como trampa de la liquidez. A grandes rasgos, consisten principalmente en:
    • Medidas de aumento de liquidez.
    • Compras directas en segmentos de mercado con mal funcionamiento.
    • Relajación del crédito y compra de activos.

Los problemas de la Unión Monetaria.

Además, debemos tener en cuenta que la política monetaria tiene efectos sobre el tipo de cambio. Si quieres saber más sobre tipos de cambio, pulsa el enlace que te he habilitado. El BCE fijó desde su constitución, un régimen cambiario flexible. Ya que su principal objetivo no era mantener el precio de la divisa, sino la estabilidad de precios dentro de la unión monetaria. Aunque cuando el tipo cambiario ha comprometido la estabilidad de precios, si ha actuado sobre este para mantenerla.

Por tanto, vemos que España ha cedido completamente su soberanía en materia monetaria y cambiaria al BCE. En cuanto al balance de esta cesión, podemos extraer un par de conclusiones. Donde estás, son las que hacen que muchos en España se lamenten de esta pérdida de soberanía.

  • El ciclo económico español ha evolucionado de manera similar al de la zona euro. Sin embargo, ha presentado una fluctuación más intensa en el caso español.
  • A ello, se suma que esta situación ha ido acompañada de un diferencial de inflación respecto a la media de la UE.

Efectos negativos de la pérdida de soberanía monetaria en España.

Por lo que se hace patente que en determinados momentos, el país a necesitado medidas distintas a las de promedio de la Unión. Estas situaciones las podemos observar concretamente en:

    • El estallido de la burbuja tecnológica (las puntocom). El BCE llevo a cabo una política expansiva, España no la necesitaba debido a su baja exposición a este sector. Esto provocó un efecto muy expansivo sobre el gasto agregado.  A su vez, esta situación contribuyó a gestar la crisis inmobiliaria posterior.
    • Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria; se endureció la política monetaria. Esta situación trajo a España un efecto muy fuerte en términos de contracción del consumo, inversión y crédito. Ello implicó un auténtico shock asimétrico en el que estas medidas contribuyeron a empeorar la situación española y condujo hacia la crisis de la deuda. Por lo que las medidas no convencionales de política monetaria que se aplicaron más tarde, tardaron demasiado en llevarse a cabo.
    • Por último, tras la aplicación a partir de 2015 de la expansión cuantitativa (medidas no convencionales). Aunque el efecto fue beneficioso para el conjunto de la eurozona, lo fue de especial manera para España por su situación previa. Ello ha sido, debido al diferencial en la necesidad de aplicación de estas medidas monetarias respecto al promedio de la unión económica y monetaria.

Europa ¿Solución o problema?

Aunque este artículo te pueda haber parecido una crítica total a la pertenencia de España dentro de Europa, dicha afirmación por mi parte no podría estar más lejos de la realidad. Es verdad, Europa nos ha traído grandes decepciones. Pero también esperanza en un futuro que puede y podría ser mucho mejor.

El problema de Europa, es que la voluntad política nunca se ha alineado del todo en construir una Europa fuerte y unida. Más al contrario, de una forma u otra siempre acaban prevaleciendo los intereses nacionales. Por lo que quiero hacer ver con este artículo, que todavía nos queda mucho camino por recorrer. Ya que si queremos esa Europa llena de oportunidades y de futuro que se soñó, tendremos que poner todos mucho más de nuestra parte.

Ir arriba