JAPON MILAGRO ECONOMICO JAPONES

¿Qué fue el milagro económico japonés? 1953-1970

1. La economía japonesa tras la segunda guerra mundial.

El 2 de septiembre de 1945, el Imperio de Japón se rendía oficialmente. La guerra más devastadora que el mundo había visto terminó por fin. Japón perdió la guerra, pero eso no fue todo. El país, la población y su economía estaban completamente devastados.

MILAGRO ECONOMICO JAPONES

Es difícil hacerse una idea de las cuantiosas pérdidas que sufrió el país. Ya que la economía se desmoronó en varios frentes. Por una parte, hay que tener en cuenta la destrucción de la capacidad productiva del país. Es decir, maquinarias, plantas industriales, … Por otra parte, la casi desaparición de la flota mercante que se redujo entorno a un 80%.

A lo anterior, debemos sumarle las graves pérdidas humanas. Las mismas supusieron un shock tanto para la oferta como para la demanda. Por último, hay que tener en cuenta que Japón era un imperio colonial. y tras la guerra perdió todas sus colonias. Esto redujo Japón a las islas que conforman su archipiélago natural.

Si tenemos en cuenta todo lo anterior, no es de sorprender que nos encontremos ante un país devastado. Para que os hagáis una idea, Japón perdió en torno a un 42% de su riqueza nacional y un 44% de la capacidad industrial. Es decir, casi la mitad de toda la capacidad de generación de riqueza de la economía había desaparecido.

Pero no solo eso, sino que también tuvo que hacer frente a una ocupación militar por parte de los Estados Unidos. Donde la misma tenía dos objetivos muy claros. Los estadounidenses querían intervenir en el plano económico, político y militar. Ya que entendían que la estructura del país en estos ámbitos, había empujado al país hacia la guerra. Por lo que querían realizar cambios con el objetivo de impedir un nuevo resurgimiento del militarismo expansionista.

Ante una situación tan desoladora, a nadie le hubiese parecido extraño que Japón nunca se hubiese podido recuperar. Sin embargo, no solo se recuperó. Sino que la economía japonesa creció como nunca antes lo había hecho. Ello, le ha permitido colgarse la medalla de ser el país con uno de los crecimientos económicos más vertiginosos que nunca se hayan visto. ¿Te apetece acompañarme para saber cómo se produjo y fraguó este auténtico milagro económico?

2. ¿Por qué decimos que existió un milagro económico japonés?

Si en algo que se ponen de acuerdo los investigadores, es en que Japón protagonizó un crecimiento vertiginoso tras la segunda guerra mundial. Es más, no solo es que lo digan ellos. Todos los datos podamos consultar apuntan en dicha dirección.

Por otra parte, hay aspectos en los que no se ponen del todo de acuerdo. Principalmente, sobre cuáles son las fechas exactas del milagro económico japonés. Pero a rasgos generales, podemos definirlo como el periodo que va de 1953 a 1970. Unos dicen que antes, otras que dura más y seguro que si buscamos encontramos todavía más posibilidades. Aunque si no se ponen de acuerdo los especialistas de acuerdo, menos nos vamos a meter nosotros en ese berenjenal.

Esta época es para Japón una época de grandes transformaciones y cambios. El crecimiento económico, no solo impacto en la economía. Sino que vino acompañado de graduales y progresivos cambios sociales. La sociedad japonesa occidentalizo partes de sus costumbres y se integró de lleno en el capitalismo consumista.

El PIB per cápita es el indicador mas simple utilizado para medir cómo evoluciona la economía de un país. Su comparación en el tiempo, nos permite ver cómo evoluciona la relación entre Producción y población. Pues bien, si nos fijamos en el mismo vemos que la población creció. Pero es que la producción total creció muchísimo más. En este caso, ello se tradujo en que se disparasen los niveles de vida los japoneses.

El crecimiento de la economía fue tal que un par de años llegó a superar el 15%. Aunque es verdad, que hubo años con crecimientos mucho más modestos en comparación. Pero si observásemos todas las tasas de crecimiento económico anual del periodo, nos situaríamos en una media superior al 10%

MILAGRO ECONOMICO JAPONES

Quizás no seas del todo consciente de esta cifra. Pero pongamos un símil código con ciertas pinzas. Imagina que cobrases 1000 dólares al mes y cada año dicha cantidad aumente un 10%. Ahora reproduce durante los 17 años de este periodo dichos aumentos. Al finalizar el mismo, es como si pasaras de cobrar 5055 aproximadamente. Si tenemos en cuenta que esto se produjo para el conjunto del país, os podéis hacer una idea del vertiginoso aumento en el nivel de vida.

Todo este crecimiento vino acompañado de un fuertísimo crecimiento comercial. Aunque no solo de las exportaciones. Sino también de las importaciones. En un principio las importaciones estaban asociadas sobre todo a la maquinaria y productos de alto valor agregado. Mientras que las exportaciones contaban con un menor valor agregado.

Sin embargo, esta situación se fue invirtiendo hasta hacerlo por completo. Además, pasó de un déficit comercial a un fortísimo superávit comercial.

En dicho contexto, pasaron a exportar productos de un valor agregado cada vez mayor. A la vez que pasaban a importar productos de un menor valor añadido relativo. Lo que nos viene a decir que en un principio exportaban principalmente productos como alimentos y ropa. Pero pasaron a exportar productos como Play Station. Está claro que los japoneses supieron aprovecharse de su integración en el comercio mundial.

Por último, os voy a decir unas cifras que seguros os sorprenden. La economía japonesa pasó a representar aproximadamente el 10% de la producción global al final del periodo. Quizás aún tengas alguna duda de esta proeza, pero ten en cuenta que Japón solo representa el 0,3 de la superficie terrestre.

3. ¿Cuáles fueron las causas del milagro económico japonés?

En economía nunca se puede señalar a un único factor como causante del éxito o fracaso. Ya que estos, siempre están vinculados a una maraña de causas interrelacionadas. Por ello, siempre existirán diversos factores que influirán en cómo se reproduzca una determinada situación económica.

Entre otros podríamos encontrar; la idiosincrasia de un pueblo, historia, estructuras de poder, relaciones entre los países del entorno, disposición a colaborar con la economía nacional, geografía y un largo etcétera. Aunque, a modo se síntesis los podemos resumir en factores internos y externos.

El caso japonés no es una excepción. Ya que, para alcanzar esta edad de oro en la economía japonesa, se produjo una confluencia dichos factores. En este artículo vamos a resaltar aquellos que hemos considerado más importantes. Pero primero vamos a ver el camino que recorrió Japón hasta llegar a 1953.

3.1. El camino hasta el comienzo del milagro económico japonés.

El camino de Japón para transformarse en un país industrial primero y desarrollado acorde a la óptica occidental de nuestra era, podemos decir que comienza en la era Tokugawa. Hasta dicho momento japón contaba con todas las características de una economía preindustrial. La principal de ellas, es que la inmensa mayoría de su producción y empleabilidad se encontraban ligadas al sector primario.

Durante este periodo, Japón siguió siendo un país preindustrial. Sin embargo, empieza a introducirse un cierto dinamismo en la economía japonesa. A ello, debemos sumar avances en las técnicas de producción. Concretamente, en el sector agrario. Por lo que ante un mayor excedente, las economías familiares pudieron diversificarse en mayo medida.

La anterior situación permitió y favoreció la aparición de proto industrias ligadas al sector textil. Además, el comercio entre las distintas regiones del país fue aumentando. Ello favorecido sobre todo por el comercio marítimo. En definitiva, se estaba conformando una economía de mercado a escala nacional.

Por último, hay que tener en cuenta que durante este periodo se desarrollo una cierta clase empresarial, infraestructuras y alfabetización de una parte significativa de la sociedad. Por lo que la economía japonesa, contaba al final de este periodo con todos los ingredientes necesarios para el desarrollo de una economía industrial.

MILAGRO ECONOMICO JAPONES

Tras este periodo comenzó la restauración Meiji. La misma significo el colapso definitivo del antiguo régimen en Japón. Ya que en el periodo Tokugawa, todavía persistían algunos de los frenos institucionales característicos del antiguo régimen. Sin embargo, estas rigideces se vinieron abajo. Concretamente, las asociadas al feudalismo que aun persistía.

Las causas de que las élites hayan estado dispuestas a podrían ser diversas. Pero sin duda, seguro que influyó en gran medida la situación de China tras las guerras del opio. Ya que prácticamente había convertido a dicho país en colonias de los europeos. Por lo que los japoneses, eran conscientes de que tenían que hacer algo, si no querían acabar igual.

El camino al que se unieron las élites y el país fue, enriquecer el país para fortalecer el ejército. Lo que se convierto en un auténtico lema en Japón.

En esta época aparecen las Zaibatsu. Las mismas, básicamente consistían en conglomerados industriales en los que la competencia se deja de lado, en favor de un cierto colaboracionismo. Ya que el objetivo, era obtener la tecnología occidental y volverse competitivos en el plano internacional. Esto unido a los rendimientos a escala crecientes, permitió a la economía japonesa competir en los mercados internacionales. Lo que permitiría sin duda un mayor crecimiento.

Por otra parte, durante el transcurso de la primera guerra mundial, la economía japonesa se favoreció del desvío productivo hacia la producción bélica. Por lo que empezó a cubrir los mercados que hasta entonces habían cubierto las potencias beligerantes. Este factor exógeno, favoreció todavía más la industrialización y el crecimiento económico del país asiático.

A esto, hay que sumar las ansias desmidas de recursos con las que abastecer a sus tropas y la necesidad imperiosa de alcanzar nuevos mercados que existía en Japón. Lo que hizo que este país pasara a comportarse como un imperio colonialista. En la que el poder económico, militar y político actuaron conjuntamente para lograr convertirse en un auténtico imperio. Esta situación se reprodujo hasta su final abrupto en 1945 con el final de la segunda guerra mundial.

3.2. Los pilares del milagro económico japonés.

Ya hemos visto, como fue la historia anterior a la etapa de espléndido crecimiento que se inicia en 1953. Fácilmente advertimos que la historia del país había dejado sentada todas las bases necesarias para un crecimiento económico al estilo occidental.

Sin embargo, la economía estaba devastada por completo llegados a este punto. Pero los japoneses tuvieron la suerte que, a factores internos se unieron otros exógenos. Todos estos incidieron en mayor o menor medida en el crecimiento que se produjo. Quizás en este caso, sin una combinación de ambos, nunca hubiésemos visto nada parecido. O ¿Tal vez sí? Tras leerlo, podrás formarte tu propia opinión al respecto.

3.2.1. Los factores endógenos del milagro económico japonés.

¿Os acordáis de las Zaibatsu? Pues tras la ocupación estadounidense, estos trataron de disolverlas. Ya que entendían que estas, fueron parte esencial del hambre colonial del Japón. Sin embargo, por motivos exógenos que veremos más adelante, se permitió la reconstrucción de estos conglomerados. Aunque con ciertas diferencias y un nombre distinto, los Keiretsu.

Los Keiretsu, permitieron que Japón fuera capaz de absorber rápidamente la más moderna tecnología occidental y adaptarla a sus medios de producción. Ello a su vez, incrementó notablemente la productividad y la capacidad exportadora. Ya que el colaboracionismo que se producía en estos conglomerados, permitió un gran dinamismo económico. Finalmente, ello logró un crecimiento basado tanto en la demanda interna, como en la externa. Ya que la economía japonesa se fue volviendo cada vez más competitiva.

MILAGRO ECONOMICO JAPONES

Por otra parte, en este periodo encontramos un Estado muy activo en generación de externalidades positivas. Es decir, que buscaban favorecer todas las actividades que produjesen un aumento en las capacidades del sector privado. Por lo que el Estado, se puso como principal objetivo favorecer una economía de mercado. De esta forma, las empresas japonesas podrían aprovechar su máximo potencial.

Por último, encontramos una fuerte regulación del sector financiero. Ya que no se permitió que este caminara libremente. Sino que se orientó a que concediesen créditos a los grandes conglomerados. Así, el sistema financiero permitiría el aumento y mejora de la capacidad productiva de estos.

Si nos pusiésemos a buscar, encontraríamos muchos más factores. Seguro que podríamos llegar a encontrar estos en lugares tan recónditos como las estructuras familiares. Incluso puede que hasta en la propia visión de la vida de los japoneses. A lo que habría que sumar un amplio abanico de indicadores económicos. Sin embargo, nuestro objetivo es establecer una visión general de algunos de los más relevantes.

3.2.2. Los factores exógenos del milagro económico japonés.

Tras la segunda guerra mundial, Japón se encontró en un plano internacional muy favorable. Aunque principalmente, encontramos dos motivos de peso.

En esta época comienza la conocida como era dorada del capitalismo. En esta, todos los países del bloque capitalista gozan de un gran crecimiento. Donde el mismo, es auspiciado en cierta medida por los acuerdos de Bretton Woods. El nuevo orden mundial que se estableció, buscaba encarecidamente derribar las barreras al comercio. Lo que permitió que Japón absorbiera con facilidad la tecnología del líder en ese momento, Los EE. UU. Aunque el éxito de esta absorción no hubiese sido posible, sin los factores endógenos mencionados anteriormente.

Por otro lado, tenemos la guerra fría. Seguramente Japón fue de los países que más se benefició de esta situación. Ya que los Estados Unidos, habían dejado de tener tanta preocupación por Japón. El foco estaba ahora centrado en la URSS. Por lo que desde Whashington se empezó a ver con muy buenos ojos una reconstrucción completa de todo el potencial económico japones.

En este contexto, se permitió que Japón reconstruyera sus conglomerados. Ya que la idea era que estos contribuyeran a la reconstrucción económica. Además, se permitió que japón pusiera trabas a la entrada de determinados productos a su territorio. Pero también, se le facilitó la entrada de productos japoneses en los Estados Unidos. La mayor economía y mercado del mundo.

Por último, hay que tener en cuenta que Japón fue despojado de su ejército tras su derrota. Este hecho, hizo que no tuviese que disponer de los abultados presupuestos de defensa vistos durante la guerra fría. Por lo que si cabe, tuvo todavía más recursos disponibles para la economía productiva.

Todos los factores internos y externos, influyeron en mayor o menor medida. Sin embargo, no hemos introducido todos los factores que seguramente hayan influido. Es más, los vistos habría que profundizarlos muchísimo más. De otra forma, no conoceríamos exactamente cómo engranaron todos estos mecanismos. Por lo que si quieres conocer más detalles, te dejo la información en la bibliografía.

4. ¿Por qué terminó el milagro económico japonés?

Todo en la vida llega a su fin. El vertiginoso crecimiento japonés, no fue una excepción. Sin embargo, no podemos hablar de un único factor como determinante del fin del extraordinario crecimiento. Sino por un conjunto de ellos. A continuación, vamos a detallar los que hemos considerado fundamentales. Pero al igual que los motivos que lo hicieron posible, sería necesario profundizar mucho más para conocer la historia completa.

Límites de la convergencia. En cierto modo, el crecimiento estaba basado en la absorción de tecnología del líder para mejorar sus capacidades productivas. Por lo que, Cuanto menor se vuelve el diferencial tecnológico, menor es la capacidad para crecer asociada a este factor. Esto es una de las cosas que empezó a suceder llegados a esta época.

Restructuración de las relaciones con Estados Unidos. Los EEUU habían pasado a tener un abultado déficit comercial con Japón. Por lo que decidieron que era hora de hacer cambios en el sistema comercial. Ya que querían lograr una relación comercial, más ¨justa¨. Pues mientras Japón contaba con ciertas barreras, los Estados Unidos tenían unas muchos menores respecto al país asiático. Por lo que se buscaba un nuevo equilibrio.

La crisis del petróleo. Japón es un país pobre en recursos naturales. Por lo que tiene que importar prácticamente de todo. En esta situación, desde Tokio vieron como los precios de sus importaciones se encarecían de forma sustancial. Ya que ahora, tenían que pagar mucho más por sus importaciones. Además, el petróleo era una de sus principales importaciones. Ya que este, era el combustible de su poderosa industria. Esto, produjo un deterioro de la competitividad japonesa. Por lo que si le unimos el descenso de la demanda global como consecuencia de la crisis, entendemos la caída de las tasas de crecimiento debido a este factor.

MILAGRO ECONOMICO JAPONES

Aunque las sorprendentes tasas de crecimiento de Japón ya nunca volvieron, estaba claro que había mostrado al mundo nuevas formas de hacer las cosas. Quizás algunos hagáis hincapié en que los factores exógenos fueron los principales responsables del crecimiento.

Pero estos, nunca hubiesen logrado nada parecido sin los factores endógenos previos. Ya que como muchas cosas en esta vida, hasta que la estructura no es solida mejor no ponerla a prueba. Tú, ¿Qué opinas? ¿Crees que los países subdesarrollados deberían seguir el ejemplo de Japón? ¿Qué países crees, han seguido su ejemplo?

5. Bibliografía del artículo.

Lobo Llamas, J.A.(2014). El Milagro Japonés [Trabajo de fin de grado, Universidad de Sevilla].

Collantes, F. (2008). El milagro japonés y el desarrollo del Lejano Oriente.

Poveda Burgos, Guido. (2017). Desarrollo vanguardista de Japón después de su intervención en la segunda guerra mundial. Observatorio Iberoamericano de la economía y la sociedad del Japón. Vol. 9 nº30.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.