PATRON ORO PATRON ORO

Patrón oro; aparición, funcionamiento y explicación.

¿Alguna vez te has preguntado qué es el patrón oro? Si lo estabas buscando, ya puedes dejar de buscar. Te voy a explicar todo lo que necesitas saber del mismo, en este artículo. Si quieres aprender, no busques más y sigue leyendo.

1. ¿Qué es el Patrón oro?

El Patrón oro es un sistema monetario en la que el oro actúa, como pilar que sostiene el mercado monetario. ¿Esto que quiere decir? Pues que todas las divisas dentro de este sistema, estarán asociadas a este. Concretamente, las divisas verán vinculadas su valor de una forma u otra al oro. Es decir, el mineral precioso actúa como unidad de valor.

En base a lo anterior, si tengo por ejemplo 5 dólares, sabremos en todo momento que las monedas o billetes que poseemos, tienen un cierto valor en oro. Donde en última instancia es este material, el que todos las divisas asociadas al mismo estarían admitiendo como dinero.

¿Es esto útil? Pues imagina que tu tienes una divisa y yo otra, pero queremos comerciar. Sin embargo, no tenemos ni idea cuál sería el tipo de cambio justo de una divisa por otra. Es más, imagínate que tu país fija un determinado tipo de cambio respecto a la otra divisa y el país con el que quieres comerciar, otro respecto tu divisa. En estos casos, el comercio podría llegar a complicarse muchísimo.

Sin embargo, si ambas divisas tienen un valor en un activo que ambos aceptamos como dinero, la cosa se vuele más sencilla. Ya que podemos valorar nuestro intercambio con facilidad respecto a ese activo. En este caso, es el oro. Por lo que podremos hacer nuestros cálculos en oro y el comercio se simplificará. Tienes que tener claro que en el comercio internacional, la sencillez es la clave para que este se produzca.

2. ¿Cómo surge el patrón oro?

Sería impensable tratar de abarcar todos los aspectos que han incidido en la aparición del patrón oro. Ya que debemos tener en cuenta que se podría haberse usado cualquier otro patrón. Desde conchas, diamantes, plata, … Pero vamos a hacer un breve y rápido recorrido de la evolución histórica, que condujo a la aparición del patrón oro. Ello, sin entrar en aspectos específicos. Sino una visión general.

PATRON ORO

Imagina que vivimos en un país de la antigüedad que quiere potenciar el comercio. Para ello, se decide establecer un valor de cambio universal dentro del territorio sobre el que ejerce su soberanía. Concretamente se elige como tal, el oro. ¿Por qué? Pues porque cumple los requisitos que debe cumplir un activo, para que pueda convertirse en dinero:

EscasezExiste una cantidad limitada del mismo. Por lo que no se puede crear de la nada y con ello producirse una continua devaluación.
Perdurable en el tiempoNo se deteriora con facilidad y aguanta prácticamente intacto el paso del tiempo.
TransportableSe puede transportar fácilmente de un lugar a otro. Por lo que se puede llevar a lugares lejanos, si es necesario.
DivisibleSe puede fraccionar en partes más pequeñas. De modo que lo puedes dividir, para pagar cantidades concretas.

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, imagina que quieres vacas para tu granja y la persona que las tiene quiere comprar una casa. Dicha persona está dispuesta a dar sus vacas por una casa. Pero tu no tienes una casa. Además, la vacas que te aporta no valen tanto como una casa. Hasta ahora, si los intereses no eran coincidentes, los individuos habrían tenido problemas para comerciar. Si observamos con atención, vemos que el principal problema es que no existía una unidad de valor común en la que valorar sus bienes.

¿Por qué? Pues ante la aparición de un medio de pago universalmente aceptado, podríamos intercambiar. Ya que, es verdad nuestros intereses respecto a los productos que queremos no coinciden. Pero a través de este medio de pago, podrías adquirir las vacas por oro y la persona que quería la casa, obtendría oro. Luego, esta persona que no tenía en interés en cambiar sus vacas sino por una casa, podría ir acumulando el oro necesario hasta que pueda comprarla.

Si tenemos en cuenta todo lo anterior, vemos que cualquier activo (como el oro) que actúe como dinero, debe cumplir tres funciones:

Unidad de cuentaEl valor de todos los productos o activos, se deberá poder valorar en dicho activo.
Medio de pagoSe debe poder utilizar como valor de cambio en las transacciones comerciales.
Valor reservaNo es necesario su gasto inmediato. Se puede guardar y acumular para poder usarlo en el futuro.

Imaginaros ahora una persona europea del siglo XVIII o XIX, que quiere comerciar especias que vienen directamente de la India u oriente próximo. ¿Qué problemas creéis que tendría a la hora de realizar el intercambio?

Si estabas pensando en la distancia, has dado en el clavo. Esta y todo lo que implica, es precisamente el problema. Ya que las personas no pueden comerciar con facilidad debido a la distancia. Puesto que para ello, tendrían que desplazarse en largas distancias. Por ello, aparecen los comerciantes. Estos, a cambio de una comisión conectan los mercados a pesar de la lejanía. Sin embargo, es molesto para estos ir cargando con el oro de un lugar a otro. Concretamente, existen dos motivos principales, que hacen que los comerciantes no quieran cargar con el oro:

Hueco de cargaEl negocio de los comerciantes está en el transporte de las mercancías. Por lo que ocupar espacio y cargar con oro para pagar, solo le hacía perder ganancias potenciales.
Robo o pérdidaA nadie nos gusta perder dinero o que nos roben. Pues a los comerciantes les pasaba exactamente lo mismo. Por lo que les daba miedo cargar con el oro y que le pasara alguna de estas circunstancias. No sé ustedes, pero estando en la época dorada de la piratería, creo que su miedo no era infundado.

Ante la necesidad de no transportar el oro, los comerciantes cogieron la costumbre de compensar sus compras y ventas con un juego de escrituras. A grandes rasgos, simplificando mucho y saltándonos bastantes cosas, así es como surgieron los billetes. Donde estos, pasarían a estar respaldados en muchos países por oro. Por lo que de facto, estamos ante el nacimiento de un patrón oro.

PATRON ORO 3 PATRON ORO

3. ¿Cómo es el funcionamiento del patrón oro?

Atendiendo a todo lo anterior, es fácil discernir el funcionamiento del patrón oro. Este, consiste en utilizar las divisas para el comercio debido a su relativa mayor facilidad para el transporte y uso. Mientras, el oro se mantiene a salvo en las cajas fuertes de los bancos.

Las divisas las podremos usar en todo momento para comerciar. Pero, si en algún momento queremos transformar nuestro dinero en oro, podríamos hacerlo acudiendo a un banco. Ya que este, sería el activo con valor real que subyace bajo el dinero.

4. Patrón oro clásico; auge y caída.

La primera vez que surgió un patrón oro que llegó a imponerse a escala mundial, fue con la adopción de este por Inglaterra en el siglo XIX. Este patrón oro clásico se le conoce, se impuso progresivamente a nivel mundial en las transacciones internacionales. Donde la libra y el banco central de Inglaterra, actuaban como centro neurálgico de todo el sistema financiero internacional.

Existen dos causas principales que permitieron esto. Por una parte, la estabilidad del valor de la libra esterlina en el tiempo. Lo que hizo que la mayoría de las transacciones a escala internacional se hiciesen en libras.

Además, a esto podemos unir la confianza que había en que el banco de Inglaterra pudiera hacer frente a sus compromisos en oro. Todo ello, permitió que una divisa nacional ganara una relevancia a nivel internacional, desconocida hasta la fecha.

El patrón oro presente en esta época, impulso el comercio internacional hasta cotas desconocidas hasta le fecha. Ello, hizo que en este periodo podamos hablar de una primera globalización a escala global. Además, este alto nivel de integración económica a nivel mundial, trajo consigo aumentos en las riqueza nacional de los países como nunca antes se había visto.

Este sistema de patrón oro, perduró sin problemas hasta el estallido de la primera guerra mundial. Pero con la Gran Guerra y sus consecuencias, el mismo se derrumbó.

PATRON ORO CLASICO

La convertibilidad efectiva de la libra por el oro, se suspendió con la llegada de la primera guerra mundial. Ello, con el objetivo de evitar pánicos financieros. Ya que este, era un sistema basado en la confianza de que te puedan pagar en oro. Por lo que si ante un futuro incierto, muchos acudían en desbandada a recuperar su oro, el sistema podía quebrar. Por lo que la convertibilidad efectiva del oro, quedó en suspense.

Hay que destacar, que la libra no es la única divisa que suspendió la convertibilidad. Sino que otros países y con mayor celeridad, siguieron esta línea. Pero sin lugar a duda, por influencia e importancia, la libra y el Banco Central de Inglaterra tenían la voz cantante.

Además, con la guerra se habían emitido una gran cantidad de libras para financiarla. Esto, había desequilibrado el balance entre libras y oro que con anterioridad había presentado el Banco Central. Por lo que los bancos ingleses, se encontraban ahora en una nueva situación. Ya no podían hacer frente con oro a las cantidades de libras en circulación. Aún así, se volvió a la convertibilidad con el oro en el año 1925.

Para ello, los británicos conscientes de la situación en que se encontraban, buscaron mecanismos que le permitieran alcanzar la estabilidad anterior a la guerra. Además, se trató de llegar acuerdos a nivel internacional con los que salvar el patrón oro.

Sin embargo, a pesar de todo lo anterior no lograron alcanzar los objetivos que se habían propuesto. Por lo que finalmente en el mes de septiembre de 1931, Inglaterra suspendió de forma definitiva la convertibilidad de la libra en oro. Habíamos llegado al fin de la antaño gloriosa época del patrón oro clásico.

5. El Patrón oro tras la Segunda Guerra Mundial.

Tras la segunda guerra mundial, las potencias quieren retomar un cierto equilibrio en las relaciones monetarias internacionales. Puesto que un tipo de cambio estable, lograría aumentar el comercio. Dicha situación permitiría la creación de más empleos y un aumento en el nivel de vida de las personas. Con ello, se esperaba que disminuyera el riesgo de una nueva guerra y se lograse mantener una paz duradera.

En base a esta visión, existen dos propuestas principales. Ambas se basan en establecer nuevamente un patrón oro. Una propuesta es por parte los ingleses y la otra, de los americanos. Se acabará imponiendo la visión americana. Ello fue debido fundamentalmente, a la fuerte posición financiera de Estados Unidos tras la guerra. Así como, la debilitada posición del Reino Unido.

El modelo americano consistió en crear un sistema de tipo de cambios fijos, basado un patrón oro. En el que el dólar americano, adquiere el mismo estatus en valor de reserva que el oro. Es decir, que el dólar también pasa a usarse como respaldo a las divisas. Por lo que básicamente, estamos ante un patrón oro-dólar.

Además, las cláusulas del modelo establecido descargan al dólar americano de toda responsabilidad para hacer efectiva la paridad fijada respecto al resto de divisas. Por lo que son el resto de monedas, las que deben responsabilizarse de mantener una determinado tipo de cambio respecto al dólar. Donde debemos entender que los países involucrados se comprometían a mantener un determinado tipo de cambio respecto al dólar. Por lo que estos, continuamente tenían que estar adaptando su situación a situación internacional del dólar.

La situación citada, se unía a la visión americana de que lo importante era el crecimiento económico y no el equilibrio de su balanza de pagos. Ello, implicó que no existiese una verdadera disciplina monetaria por parte de Washington. Donde esta es necesaria en un sistema de tipos de cambio fijos, en los que dicha divisa jugaba un papel central y mundial.

La realidad que se fue dibujando con el avance del tiempo, es que cada vez había menos oro en Estados Unidos con el que respaldar los dólares. Por lo que existían cada vez mayores presiones para que cambiara el tipo de cambio dolor-oro. Este, fue encontrando diversas modificaciones y se crearon instrumentos para tratar de mantener una cierta estabilidad.

PATRON ORO

Finalmente, ante la continua debacle en la relación oro-dólar, se suspendió la convertibilidad del dólar el día 15 de agosto de 1971. Dándose por terminada esta segunda edad del patrón oro.

6. ¿Qué conclusiones podemos sacar sobre el patrón oro?

En definitiva, vemos como principal causa que a arrastrado siempre el patrón oro hacia el desastre, la pérdida de confianza. Ya que, un sistema como este funcionará mientras haya fe en que las divisas en circulación, pueden hacer frente a los compromisos adquiridos. Pero una vez se pierde dicha fe, al no haber oro en circulación para hacer frente a estos, el sistema quiebra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.