CARTEL ARTICULOS MICROECONOMIA TIPOS DE EXTERNALIDADES

Los tipos de externalidades en Economía.

Una externalidad, es aquella situación en la que la producción de un determinado bien o servicio, afecta a consumidores o empresas que no tienen nada que ver con ese consumo o producción. Por tanto, cuando existe una externalidad, las decisiones de unos agentes, influyen en el bienestar de otros positiva o negativamente. Atendiendo a estas dos posibilidades, podemos encontrar dos tipos de externalidades:

  • Externalidad positiva: son aquellos tipos de externalidades en las que la producción o consumo de un producto, provocan un efecto positivo sobre el bienestar de otros agentes. Por ejemplo, un investigador que realiza su proyecto de investigación para su área de estudio, puede provocar efectos positivos en otros campos. Un ejemplo más concreto, sería la invención de la máquina de vapor. Esta se creó en un principio para elevar el agua a pisos superiores. Pero no hay duda, que tuvo beneficios para personas que ningún interés tenían en este mercado..
  • Externalidad negativa: son aquellos tipos de externalidades en las que la producción o consumo de un producto, provocan un efecto negativo sobre el bienestar de otros agentes. Un ejemplo de esto, es una fábrica que en su producción contamina un río. El río no entra dentro de los costes de producción de la empresa. Aun así, provoca que se reduzca el bienestar de otros individuos por la contaminación (en forma de peor salud, pérdida de paisajes, …). Ya que la pérdida de bienestar no se compensa de ninguna forma.
TIPOS DE EXTERNALIDADES

Por otra parte, debemos tener en cuenta según la teoría económica un agente económico a la hora de tomar sus decisiones, no tiene en cuenta las externalidades que provoca sobre otros agentes. Esto hace, que la aparición de una externalidad en un mercado concreto, no permita la asignación de recursos de forma eficiente. Ya que, en el caso de una externalidad negativa disminuirán el bienestar total de los agentes que se vean afectados. Así como, si existiese una positiva y no se produce, tampoco habría eficiencia. Ya que también se estaría disminuyendo el máximo bienestar que sería posible.

El efecto que causa una externalidad sobre el bienestar, se puede observar transformando la curva de oferta (curva de oferta privada) en la curva de oferta social. Donde, en caso de ser distinta de la curva original, existirá una externalidad. La curva de oferta social se determina agregando el coste externo (externalidad negativa, si existe), menos el beneficio externo (externalidad positiva, si existe) que provoca la producción. Si compruebas los artículos externalidad negativa y externalidad positiva, podrás comprobar que sucede con dicha curva atendiendo a los tipos de externalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.