CARTEL FINANZAS PERSONALES UTILIDAD DE UN PRESUPUESTO

Utilidad de un presupuesto – Finanzas personales

Un presupuesto sirve para hacer una estimación de las gastos e ingresos que vas a tener en un determinado proyecto o periodo. Por lo que es muy útil, para lograr los objetivos financieros que te propongas. Puesto que de esta forma, lograrás gestionar tus recursos de la forma más eficiente posible si lo haces bien.

Además, tener un presupuesto establece unos límites que debes tratar de respetar. Ya que si no lo haces, incumplirás esos objetivos que te hayas propuesto. A esto, se suma que si realizas la contabilidad personal de tus gastos e ingresos, podrás ver de forma concreta en que te estás desviando de tu presupuesto y tus objetivos. Por lo que podrás sacar ideas de como solucionar los problemas que te surjan. Para que entendáis claramente la utilidad de un presupuesto, os voy a proponer dos ejemplos.

En primer lugar, te voy a proponer el caso de su utilidad de un presupuesto para un proyecto concreto. Si eres como yo, te costará muchísimo ir a comprar ropa. Ya sea por tiempo o no querer gastar. Al final, se te va juntando lo que tienes que comprar y te tienes que gastar un dineral para renovar tu armario. Pero ¿crees que la mejor manera es ir a la tienda con tu tarjeta y comprar a diestro y siniestro?

Espero que no lo creas, si no seguro que unos cuantos euros (o la moneda de tu país) de más, te vas a dejar. Con un presupuesto y estableciendo claramente los artículos que necesitas, podrás fijar unos límites con los que no pasarte ni quedarte corto. Por ejemplo, podrías decir me tengo que comprar 2 pack de pares de calcetines. En lo que me puedo gastar hasta 20 euros.

UTILIDAD DE UN PRESUPUESTO

Por otra parte, tenemos el caso de querer controlar como evolucionan nuestras finanzas mes a mes. Esto lo podemos hacer por múltiples motivos: crear un colchón, comprar un coche, una casa o simplemente tener nuestras cuentas en orden. Si te propones ahorrar para por ejemplo para comprar un coche nuevo, ¿Qué crees que es mejor? Que gastes cada mes y si te va sobrando guardarlo para ese coche que necesitas, o planificar tus gastos para lograr ahorrar cada mes.

A mi la verdad, que dejarlo todo a la improvisación nunca me ha llevado a nada en el plano financiero. Por lo que siempre que he querido lograr un determinado objetivo, lo he planificado mediante un presupuesto. Y puesto a contaros mi experiencia, cuando he necesitado ahorrar para realizar mis proyectos, la verdad que me han ido bien. Siempre que lo he hecho así, me ha dado el dinero e incluso muchas veces, he conseguido más de lo que me proponía.

Se lo que puedes estás pensando, este chico lo que quiere es que me quede en mi casa encerrado sin comer, ni hacer nada. Pero nada mas lejos de la realidad. Es importante por tu bienestar que hagas todo lo que puedas, te diviertas y salgas por ahí, por mucho que ello cueste dinero. Es más, ¿Qué otra utilidad va a tener el dinero, si no es aportarnos los bienes y servicios que hacen nuestra vida más fácil? A lo que yo me estoy refiriendo, es a que planifiques tus finanzas para compaginar tu bienestar con lograr tus objetivos financieros.

Tampoco te quiero engañar, es verdad que en ciertas ocasiones te tendrás que privar de ciertas cosas. Aunque esas privaciones que hagas, seguramente redundarán en un bienestar futuro mucho mayor si piensas bien las cosas. Por lo que la decisión de si quieres planear un futuro mejor o vivir solamente el presente, es tuya. Si decides compaginar tu bienestar futuro con el presente, en este blog encontrarás todas las herramientas para conseguirlo.

¿Cuándo hacemos un presupuesto?

Mi recomendación con los presupuestos, es hazlos cuando creas que te van a ser útil. Aunque personalmente, creo que a toda persona que se haya puesto unos objetivos financieros, le irá bien. Realmente ayuda a conseguirlos. En cuanto a los tipos de presupuesto que puedes hacer, creo que es importante hacer los dos tipos que he mencionado.

PRESUPUESTO 2 UTILIDAD DE UN PRESUPUESTO

En primer lugar, hacer un presupuesto anual personal de tus gastos e ingresos para cada mes. Por otra parte, hacer presupuestos para proyectos al que quieras dedicarle una cantidad considerable recursos. Con este último, no te estoy diciendo que hagas un presupuesto para cada cosa que compres. Sino que cuando tengas que realizar una serie de gastos o estos son importantes, sea cuando lo planifiques. De esta forma, sabrás el impacto que van a tener en tus finanzas y como abordarlo. A lo mejor, sientes que es algo difícil y te abruma. Pero no te preocupes, si tienes dudas de cómo hacerlo haz clic en los enlaces y te enseñaré todo lo que tienes que saber.

¿Qué debes tener en cuenta al hacer un presupuesto?

Lo primero que debes tener en cuenta, es que hay que expresar con la mayor precisión que puedas cuáles van a hacer tus gastos e ingresos cada mes o en cada proyecto. En este sentido debes ser realista con lo que plantees. Por ejemplo, de nada vale poner que no vas a gastar nada en ocio, cuando luego sabes que vas a hacer algo cada semana.

En general, te recomiendo ser lo más transparente posible contigo mismo. Si sabes que hay cosas que no vas a poder restringirte, no pongas que no vas a gastar para luego incumplirlo. No está mal, ser un poco exigentes con ciertas cosas que queremos y desviarnos un poco. Pero siempre debes tener en cuenta que debes cumplir los objetivos que te propongas. Por lo que esos gastos que podríamos considerar un gasto superfluo deben ser la excepción, no la norma. Para que lo entendáis mejor, vuelvo al ejemplo de renovar el armario.

Quizás a una persona solo le gusten los calcetines Nike y no está dispuesto a renunciar a ellos. Pues en dicho caso, puedes adquirir los calcetines Nike, pero debes ser consciente que todas tus camisetas no podrán ser de una marca tan buena. No os taréis las manos a la cabeza todavía los amantes de las camisetas, era solo un ejemplo. Si lo que te gustan son las camisetas, siempre se puede renunciar a comer (por si acaso, es una broma).

Por otra parte, te recomiendo el uso de presupuestos para tus hobbies, viajes y proyectos en general. Sobre todo, cuando vas a destinar una cantidad considerable de dinero o vas a tener numerosos gastos. Ya que esto, te permitirá usar tus recursos de la forma más eficiente posible. Por ejemplo, cuando yo estudié en la universidad dependía de las becas y de una pequeña pensión de orfandad. Por lo que al principio de la carrera y de cada año escolar, me hacía un presupuesto de como iban a evolucionar mis gastos e ingresos. Esto me permitió controlar en todo momentos mis finanzas.

A su vez, ello me permitió que en ningún momento temiese que tendría que dejar la carrera por no darme el dinero. También he de deciros que soy una persona muy pesimista con los ingresos. Pero muy optimista con los gastos. ¿Esto que implicaciones tiene? Pues que suelo subestimar mis ingresos y sobreestimar mis gastos. Al final, esto siempre me lleva a encontrarme con alegrías según avanza el proyecto para el cual he hecho el presupuesto. Lo cual, siempre es preferible a una sorpresa desagradable.

Un último aspecto a tener en cuenta, es que los presupuestos no son algo estático. Es decir, como es lógico con el tiempo pueden variar tus gastos e ingresos. Lo importante, es que trates de mantener una cierta estabilidad siempre que puedas. Así como que vayas actualizando tus presupuestos cuando se haga necesario.

Esto ha sido todo por hoy. Si quieres hacer un presupuesto para comprobar cómo te estás comportando financieramente y cumplir más fácilmente tus objetivos, te recomiendo empezar ya mismo. Recuerda que en el blog, te muestro exactamente cómo hacer un presupuesto anual personal y un presupuesto para proyectos personales. Así que haz clic en los enlaces habilitados para cada uno si quieres saber cómo hacerlos.

Ir arriba